La Juez Parker recibió su Licenciatura en Estudios Hispanos de Vassar College en 1987 y se graduó con honores cum laude de la Escuela de Derecho de la Universidad de St. Mary’s en 1992. La Juez Parker participa activamente en organizaciones sin fines de lucro dedicados a mejorar las vidas de los niños. También participa en el Consejo Directivo de comunidades escolares, en el Consejo Asesor de ChildSafe, en SA 100, al igual que en Impact San Antonio. Adicionalmente, en su tiempo libre ella disfruta pasear con su familia, juagar al tenis como también le encanta ver a su hija jugar al futbol.

Nací en Austin y me crié en San Antonio. Soy hija del abogado local, George Parker, Jr. y Julie Parker. Asistí a la escuela preparatoria en San Antonio y salí de Texas para buscar mi diploma universitario. Recibí mi Licenciatura en Estudios Hispanos de Vassar College donde también competí en el equipo principal de tenis. Después regresé a San Antonio para asistir a la Escuela de Derecho de la Univesidad de St. Mary’s graduándome de mi doctorado en leyes con honores cum laude en 1992.

Mi primer trabajo después de graduarme de la escuela de leyes fue como Asistente del Fiscal, donde enjuicié una gran variedad de casos. Inmediatamente antes de mi nombramiento trabajé como fiscal principal encargada de la división de juicios de delitos mayores. Durante mis años como fiscal participé en la división juvenil, en la división de juicios de delitos mayores, en la división de justicia familiar y de protección de víctimas, al igual que en el equipo operativo de DWI. Me especialicé en casos juveniles, en delincuentes sexuales en contra de menores y en casos de homicidio culposo por manejar bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

En 1999, el Gobernador del estado me asignó a la nueva posición del Tribunal de Distrito 386°. He sido certificada por el Consejo Legal de Especialización en Leyes Juveniles del Estado de Texas desde 2002, y he fungido como Presidenta del Consejo Directivo Juvenil del Condado de Bexar. Previamente fui Juez Administrativa Local para los Tribunales Distritales del mismo Condado. En el 2011, el Gobernador del Estado me asignó para que fungiera como Miembro del Consejo Ejecutivo del Departamento de Justicia Juvenil del Estado de Texas, la agencia estatal que supervisa la justicia juvenil en Texas. Soy la única Juez en Texas que tiene un puesto en el Consejo Directivo de TJJD.

Además de mis responsabilidades regulares en mi tribunal, presido en tres tribunales con programas innovadores que se enfocan en las raíces que contribuyen a la delincuencia y el involucramiento continuo en el sistema criminal de justicia. Uno de ellos es un tribunal juvenil de drogas específicamente para menores involucrados en el sistema judicial por su dependencia de drogas. El otro es un diversificado programa de salud mental para niñas, que se especializa en resolver problemas de salud mental en niñas de edad secundaria antes que se involucren extensamente en el sistema juvenil. Mi tribunal especializado más reciente es “ Restore Court”, el cual proporciona servicios especializados a adolescentes víctimas del tráfico sexual de humanos.

También brindo apoyo de organizaciones sin fines de lucro dedicados a resolver las causas de la delincuencia juvenil, así como también para reducir los incidentes de abuso y negligencia. Actualmente, participo en el Consejo Directivo de comunidades escolares, en una organización para evitar que los jóvenes dejen la escuela, y en el Consejo Asesor ChildSafe, que provee servicios para niños que han sufrido de abuso.

También brindo apoyo de organizaciones sin fines de lucro dedicados a resolver las causas de la delincuencia juvenil, así como también para reducir los incidentes de abuso y negligencia. Actualmente, participo en el Consejo Directivo de comunidades escolares, en una organización para evitar que los jóvenes dejen la escuela, y en el Consejo Asesor ChildSafe, que provee servicios para niños que han sufrido de abuso.

Durante mis diecisiete años como Juez Juvenil, he presidido sobre más de 29,000 casos de menores. Mi compromiso para enfrentar las necesidades de la juventud de alto riesgo al igual que de sus familias es inquebrantable. Es para mí un gran honor fungir como Juez Juvenil y entiendo la gran responsabilidad que se requiere. Siento que tengo la personalidad, experiencia y pericia para encausar a nuestros jóvenes ciudadanos por un mejor camino.